Comida con clavos

July 14, 2015

El pasado 13 de junio, atendimos a Leo, un delicioso Labrador macho que había tragado comida con clavos en un parque público. Dos de ellos salieron, pero la radiografía descubrió un tercero.

 

 

Leo llegó de urgencia. Su familia no tenía recursos suficientes para las pruebas necesarias y el post-operatorio, y nosotros nos hicimos cargo de él. 

 

Fueron muchas radiografías y una cirugía, y cuidados posteriores. Nos sentimos felices de haber podido ayudarle a superar esta terrible circunstancia.

 

Os advertimos de la IMPORTANCIA de controlar lo que hacen nuestros perros en los parques, porque hay desalmados que arrojan trozos de carne con veneno o, como en este caso, con clavos. Puede provocar la muerte del animal tras una lenta agonía.

 

 

Os informaremos de cómo se va recuperando Leo, que en la foto está en su larga sesión de radiografías para detectar la ubicación exacta del tercer clavo, que había salido del intestino.

Please reload

Lo más reciente
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
Buscar por Tags
Archivo
Please reload