¡Peligro! La procesionaria del pino

February 9, 2016

 

Son las orugas procesionarias del pino (Thaumetopoea pityocampa) y cuando están en el suelo llaman la atención por su forma de desplazarse en fila, una detrás de otra y unidas, como en una procesión, por el suelo de los pinares.

 

Cuando suben las temperaturas, bajan al suelo desde los nidos (bolsas blanquecinas) que cuelgan de las ramas para enterrarse. El objetivo es formar una crisálida que en verano dará lugar a una mariposa.

 

Pero también llaman la atención a los perros, grandes curiosos, que van a olerlas o lamerlas incluso.  

 

Pueden ser mortales

 

Sí, el contacto con estas orugas es extremadamente peligroso, porque son venenosas: su cuerpo está cubierto de unos pelitos urticantes con una toxina (Thaumatopina).

 

Pero además estos pelos pueden desprenderse y flotar en el aire, provocando irritaciones en oídos, nariz y ojos.

 

 

Su efecto es terrible cuando un perro las roza con el hocico, las lame o incluso en algún caso las traga. Lo sabremos porque empezará a rascarse desesperadamente la lengua y a salivar mucho.

 

Hay que ir a un veterinario lo más rápido posible para tratar de evitar un desenlace fatal: inflamación de lengua, boca esófago y estómago. Puede impedirle la respiración, y la lengua se necrosa y pueden llegar a perderla. 

 

Es muy importante, al advertir algún síntoma, echarle abundante agua en la boca mientras se traslada al veterinario.

 

Lo mejor es evitar zonas de pinares de toda la Península y Baleares, y si ello fuera imposible, llevar siempre a mano agua y algún medicamento recomendado por su veterinario para darlo mientras llega a la clínica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Lo más reciente
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
Buscar por Tags
Archivo
Please reload