El peligro de la Piometra


La piometra es una enfermedad muy grave y potencialmente mortal, que debe atenderse de urgencia. Se trata de una infección en el útero con secreciones y pus en su interior, que se inicia y desarrolla de forma rápida.

Si la enfermedad avanza sin ser detectada y tratada, puede producirse septicemia (bacterias en la sangre), toxemia (toxinas en la sangre), insuficiencia renal y peritonitis.

Tipos de piometra:

  • Abierta: el cuello del útero queda abierto y permite que se expulsen las secreciones.

  • Cerrada: el cuello del útero está cerrado, las secreciones quedan en el interior y pueden provocar una peritonitis.

Aunque su frecuencia es mayor en las perras, también puede producirse en hembras de gato, hurón, conejo y cobaya.

Cuando vigilar: Esta enfermedad se debe a los cambios que sufre el útero después del celo, sobre todo entre la sexta y octava semana después de iniciarlo, y puede ocurrir a cualquier edad.

Algunos síntomas: secreción vaginal, útero más grande (puede palparse), menos apetito y más sed, bajada de peso, mayor somnolencia y fiebre.

Tratamiento: cirugía, extirpación de ovarios y útero.

PREVENCIÓN: ESTERILIZACIÓN. La cirugía que hay que hacer de urgencia, es la misma que la de una esterilización pero mucho más peligrosa.

Lo más reciente